martes, 21 de febrero de 2012

RECETA DE COULANT O VOLCÁN DE CHOCOLATE RELLENO DE CHOCOLATE BLANCO, NEGRO, CON ALMENDRAS... SALSA DE CÍTRICOS Y CRUJIENTE DE MENTA


COULANT DE CHOCOLATE ALOCADOS EN LA COCINA
El Coulant de chocolate o Volcán de Chocolate es el postre ideal para culminar cualquier comida o cena, siempre satisface a los paladares más exigentes, mientras que para los amantes del chocolate es el súmmum de la repostería.
Y lo mejor de todo es que el Coulant de chocolate resulta facilísimo de hacer. Su creador fue Michel Bras, quien llegó a patentar su nombre y todo, así que muchas veces podemos encontrar que otros cocineros o reposteros denominan al Coulant con otros nombres, como soufflé de chocolate, volcán de chocolate, etc.
En esta ocasión realizamos una versión muy original, sorprendente por el colorido, pero si queréis la original y fácil de chocolate negro solo tenéis que pinchar aquí. En la que recogemos el interior puede ser de chocolate blanco, con almendra o cualquier variedad. Las cantidades son para 10 y 12 coulant, depende del molde.








  • Cobertura de chocolate (70% cacao): 250 gramos
  • Mantequilla: 175 gramos
  • Huevos: 5 unidades
  • Harina: 75 gramos
  • Azúcar: 125 gramos
  • Bombones tipo lindt o trufas: 12 unidades del sabor que más os guste
  • Cacao: 1 cucharadita
  • Para la Salsa de Cítricos
    • Zumo de Naranja Natural: 200 gr. 
    • Zumo de Pomelo: 150 gr. 
    • Zumo de Limón: 100 gr. 
    • ½ vaina de vainilla 
    • Azúcar: 250 gr. (si queda muy líquida le echaremos más azúcar en la elaboración) 
    • Opcional: Licor de naranja (Contreau, Triple Seco o Curasao)
  • Para el Crujiente de Menta
    • Menta o Yerbabuena: 1 o 2 hojas frescas por couland.
    • Aceite de girasol para freír








  1. Se ponen las trufas o bombones en el congelador para que se congelen mientras se prepara la masa, yo recomiendo los blancos por la sorpresa que supone romper con la cuchara y que se produzca la ilusión del color y del contraste.
  2. Para preparar la masa se pone la mantequilla y la cobertura de chocolate en un recipiente y se pone en el microondas para que se fundan. Una vez que se han fundido se dejan enfriar hasta que estén tibios
  3. Por otro lado se separan, en dos recipientes, las claras de las yemas de los huevos.
  4. Las yemas se baten y se mezclan con el chocolate y la mantequilla previamente enfriados (tibios). Se remueven estos tres alimentos hasta obtener una mezcla homogénea
  5. A parte se agrega el azúcar a las claras de huevo y se baten a punto de nieve
  6. Cuando las claras han cogido cuerpo se mezclan poco a poco con la mezcla anterior de las yemas, el chocolate y la mantequilla. Es importante no mezclarlas con exceso ya que entonces perdería la esponjosidad
  7. Cuando la mezcla empieza a ser homogénea se le agrega la harina previamente tamizada. Se remueve nuevamente la masa con un movimiento de arriba a bajo siguiendo el criterio anterior de no mezclarlo demasiado para que conserve su esponjosidad
  8. Una vez preparada la masa se preparan los moldes. Para ello, se untan con mantequilla y se espolvorean con cacao en polvo para evitar que se adhieran y poder sacar los coulants con facilidad
  9. Se rellena ligeramente cada molde y en el centro de cada uno de ellos se coloca una trufa (o bombón) previamente congelada. Se acaba de cubrir cada molde con un poco más de masa y se pone en el horno previamente calentado a 170 grados durante 8 minutos
  10. Deben servirse justo después de desmoldar para que el interior se encuentre líquido al cortarlo.

Salsa de Cítricos

  1. Exprimimos los cítricos y lo podemos a reducir con el azúcar y la vainilla. Lo pondremos a fuego medio, ya que si se nos quema el azúcar nos daría color a la salsa. 
  2. A mitad de la cocción añadimos el licor y seguidamente lo flambeamos (prendemos el líquido) 
  3. Lo mantendremos al fuego hasta alcanzar la textura deseada


Crujiente de Menta

  1. Ponemos el aceite a calentar y cuando lo esté añadimos las hojas lavadas y secas.
  2. La freímos durante muy poco tiempo y rápidamente las sacamos y las escurrimos en un papel absorbente







  • Desmoldamos el couland. 
  • Colocamos un poco de salsa o culis en el fondo del plato y sobre esta el couland 
  • Pinchamos una o dos hojas de menta crujiente en el couland. 
  • Podemos añadir una pequeña bola de helado de vainilla.







  • Si no queremos complicarnos tanto y sólo hacer los coulants, podemos emplatarlo con una bola de helado de sabor cítrico (maracuyá, piña, naranja..) o de vainilla. 
  • El couland puede prepararse la víspera y guardarlo en el frigorífico en los moldes pero bien tapados y hornearlos justo antes de su consumo.








  • Para un postre tan dulce, fino y sorprendente, esta canción del grupo francés (como el origen del Coulant), ZAZ, con la canción, en directo y en la calle, "je veux"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con todos tus pensamientos sobre lo que has leído.